Calidad de aire en hospitales

Desde finales del siglo antepasado con la definición de las gotas de flugge (en honor al higienista y bacteriólogo alemán karlgeorgwillhemflugge), como partículas en suspensión en forma de burbujas diminutas expelidas al hablar, toser, estornudar, respirar, que pueden transportar gérmenes infecciosos de un individuo a otro, pasando por la invención del aire acondicionado (williscarrier 1902) hasta los aportes científicos de las últimas décadas, ha quedado demostrado el papel que desempeña el aire respirable (interior y exterior) en la inevitable transmisión de microorganismos y otras sustancias nocivas para la salud, en el caso que nos atañe que es el sector hospitalario, no sólo de los pacientes internados, sino también del personal que se desenvuelve en él. Es importante definir a que se considera u contaminación del aire en los hospitales. La siguiente es la definición establecida en lima, perú, en 1999, a través del programa de control de contaminación del aire, en el que participan representantes de toda latinoamérica. En el mismo se señala: “contaminación del aire es el término usado para describir la presencia de uno o más contaminantes en la atmósfera, cuyas cantidades y características pueden resultar perjudiciales o interferir con la salud, el bienestar u otros procesos ambientales naturales. Cuando el aire tiene contaminantes en forma de partículas, gases o agentes biológicos, existe un potencial de efectos nocivos a la salud”. El aire del medio ambiente, en reglas generales, no resulta perjudicial para la salud de las personas sanas. El aire que se respira en una institución de salud debe estar estrictamente controlado, ya que los pacientes internados tienen distintos grados de inmunosupresión o sufren infecciones respiratorias. Debido a esto, comenzaron a buscarse mecanismos que disminuyeran la contaminación aérea en el ámbito hospitalario, especialmente, en las áreas donde los pacientes, ya sea por su enfermedad de base o por su tratamiento, son considerados huéspedes inmunocomprometidos. Al determinarse la predominancia de la contaminación de la herida quirúrgica en el momento de la incisión y la incidencia que la transmisión aérea jugaba en ello, necesitó controlarse también el aire que circulaba en el ámbito quirúrgico, es decir quirófanos. Dentro de los hospitales hay áreas o zonas que deben tener un tratamiento mucho mas dedicado y estricto en el control del aire interior, como es el caso de quirófanos, salas de cuidados intensivos y semiintesivos, laboratorios, entre otros, para ello, debe controlarse el ingreso y egreso del aire acondicionado al ambiente, circulación e intercambio con el exterior, tipos de filtros usados, manutención y control de los mismos, conductos centrales y accesorios, tomas de aire y de extracción. Los requerimientos de ventilación para las áreas mencionadas aprobadas por el ministerio del poder popular de salud y asistencia social de vnezuela, basadas en estándares internacionales (oms, ashrae, ue, entre otros), son los siguientes:
  • mantener una ventilación con presión de aire positiva en espacios con respecto a la de corredores y áreas adyacentes de estas zonas críticas.
  • aseguramiento en quirófanos de suministro de aire 100 %  fresco.
  • filtración de todo el aire, recirculado y fresco a través de filtros con una eficiencia no inferior al 90 %.
  • el aire introducido está a la altura de los techos y extraído cerca de los pisos.
  • para el uso y funcionamiento de quirófanos se exhorta mantener la puerta de la sala de operaciones cerrada, excepto que haya necesidad de pasaje de equipamiento, personal o pacientes.
  • es recomendable limitar el número de personal que entra en la sala de operaciones. Solo debe hacerlo el estrictamente necesario.
Con éstas y otras normas aplicadas en las diversas áreas de funcionamiento de cualquier recinto hospitalario, aseguramos, a través del aire respirable dentro y fuera de sus instalaciones, nuestro compromiso con la salud.

Autor: Ing. Mec. Ángel Araujo P.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *