¿Como las edificaciones hospitalarias se potencian ante los riesgos de contagio de virus?

Luego de la llegada del Covid-19 a nuestras vidas, los sistemas sanitarios del mundo, en su mayoría, han volcado su atención a las mejoras en sus departamentos de enfermedades infecto-contagiosas de sus respectivas instalaciones hospitalarias, tanto las establecidas como las incidentales, poniendo el mayor énfasis en el control y manejo de aire interior de las referidas edificaciones.
Cuando un hospital atiende a pacientes con enfermedades infecto-contagiosas, su primer objetivo es la salud de los pacientes. El segundo, es contener la enfermedad para evitar su propagación a otros pacientes o hacia el personal de la institución. Las acciones para el cumplimiento de esta labor son, sin duda, las rigurosas prácticas de desinfección, estirilización y el uso del equipo de protección personal, como guantes desechables, máscaras y batas que los trabajadores de la salud deben usar para tratar a los pacientes infectados. Pero los virus NO SE LIMITAN a las superficies; las enfermedades comunes, como la gripe, el sarampión y la varicela, de hecho se transmiten por vía aérea. En estos casos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que estos pacientes (infectados) sean ubicados en una sala de aislamiento. LA INTENCIÓN DE UNA SALA DE AISLAMIENTO ES DETENER LA PROPAGACIÓN

El Cumplimiento de las normas hospitalarias
La normativa (standard) hospitalaria internacional para la gestión y construcción de salas de aislamiento es ESPECÍFICA, especialmente cuando de controlar el flujo de aire dentro y fuera de la sala se trata. La Tecnología trabaja constantemente con los hospitales en el aseguramiento de que sus sistemas HVAC (Calefacción- Ventilación-Aire Acondicionado, por sus siglas en inglés) funcionen correctamente. Los entes rectores de las políticas sanitarias de los países deben hacer que las normas (standards) sean claras, precisas y fáciles de seguir, y por ende, DEBEN EXIGIR SU CUMPLIMIENTO A LOS HOSPITALES.
Un espacio de aislamiento de infección en el aire (AII) requiere una presión negativa mínima de 0,01 pulgadas en columna de agua (WC) y 12 cambios de aire por hora (ACH). Esta presión negativa necesita ser monitoreada constantemente mientras el espacio esté ocupado. Un buen flujo de aire direccional en el area de aislamiento es la clave, extrayendo el aire contaminado, lejos del personal y de otros pacientes, para que no pueda infectar a nadie dentro y alrededor él.

Excediendo los standards
Buscando mantener o exceder las pautas, muchos hospitales han adoptado la válvula Venturi desarrollada por la empresa Phoenix Controls, empresa miembro de la corporación líder mundial en controles Honeywell. «La válvula estabiliza el flujo direccional y mantiene el escape, rastreando el suministro para garantizar el flujo direccional», según su presidente David Rausch. «Es una tecnología mucho más confiable que ayuda a mantener un espacio garantizado para este tipo de situaciones todo el tiempo».
En un estudio, cuando se probó una válvula Phoenix Venturi y se comparó con un sistema de caja de volumen variable (VAV Box) típico, el Venturi fue más sensible y efectivo en la reducción de partículas en el aire de la Unidad de Cuidados Intensivos. El flujo estable y direccional producido por la válvula Phoenix Controls Venturi , purgó el espacio de manera más eficiente, lo que finalmente puede reducir el riesgo de infección de un hospital proveniente de ese espacio.

El futuro cercano
Los hospitales deben tener datos clínicos de sus pacientes, al igual que de su edificación (planta física). En el futuro, se tratará de combinar los datos y las ideas del edificio con los datos clínicos para ayudar a mejorar los resultados y la experiencia de los pacientes. «Las instalaciones de salud están avanzando desde el punto de vista de la calidad de la atención, pero a menudo los edificios han sido olvidados», dice Rausch, pero se avisoran grandes cambios por delante.
La detección, el monitoreo y el análísis de datos se están incorporando cada vez más y están siendo examinados en la rutina de atención clínica. La edificación y el personal médico han sido entidades separadas, éstas deberan integrarse más en el futuro, trabajando en conjunto.

Ing. Angel Araujo Primera
Servicios Integrales de Proyectos, C.A.(Servinproca)
31 de Mayo de 2020

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *